ganar al poker Pica odds que nos ofrece el bote

Calculadora y dineroVamos a definir para empezar que son pot odds. Es la relación entre el tamaño del bote y el de nuestra apuesta. Por ejemplo, si en el bote hay $20 en el turn, en una mesa de $1/$2, el bote nos está ofreciendo unas pot odds de 10:1. Si en el bote hubieran $10 nuestras pot odds serían de 5:1. Es decir, para calcular las pot odds, tan sólo debemos dividir el tamaño del bote, entre el tamaño de nuestra apuesta.

¿Para que sirven las pot odds?

Las usaremos en las situaciones en las que necesitemos robar una determinada carta para llevarnos el bote. Si la relación entre lo que debemos apostar y el tamaño del bote, las pot odds, es menor que nuestras odds de completar la jugada, nuestra apuesta tiene expectativa positiva en el largo plazo. Si por el contrario, las pot odds, son mayores que nuestras odds, deberemos abandonar pues la apuesta tiene expectativa negativa.

Las pot odds son menores si el primer número es mayor que el de nuestras odds. Por ejemplo, unas pot odds de 9:1 son menores que 5:1. El primer dato equivale a una de cada diez veces o 10%, mientras el segundo a una de cada seis o 16%.

Ejemplos

Estamos jugando una mano en una mesa de poker de $1/$2. Imaginemos que en el bote hay $8 al comenzar el turn, y tenemos un proyecto de color en última posición. En la mesa quedamos 3 jugadores. El primero de ellos apuesta, mientras el segundo abandona. Llega nuestro turno. ¿Debemos ver o no la apuesta de nuestro rival? Es en este momento cuando debemos calcular nuestras odds y compararlo con las pot odds que nos ofrece el bote. Como hemos visto anteriormente, tenemos 9 outs para completar nuestro color, lo que nos da unas odds de 4.1:1. En el bote hay $10, contando la apuesta de nuestro oponente en el turn, es decir, nuestras pot odds son de 5:1. Por lo tanto, como la relación entre lo que tenemos que aportar al bote es menor que nuestras odds de completar la jugada, podemos ver la apuesta con una expectativa favorable.

Examinemos la situación en detalle. Nuestras odds, de 4.1:1 nos indican que por cada 5 veces que realizemos esta apuesta, en 4 de ellas perderemos 2$ (en total 8$) y una quinta ganaremos 10$ (el bote), lo que nos da un beneficio neto de 2$. Es por ello que nuestra apuesta es rentable en el largo plazo, y por lo tanto deberemos ver. Ahora imaginemos la misma situación, pero el segundo rival sube la apuesta en lugar de abandonar. En ese caso nuestras odds de completar la jugada son las mismas, 4:1, sin embargo nuestras pot odds se ven reducidas a la mitad.

En el momento de actuar el bote tiene $14, los $8 iniciales más una apuesta y un raise del segundo jugador. Para continuar en la mano debemos aportar $4 al bote, en lugar de los $2 anteriores, por lo que nuestras pot odds pasan a ser de 3.5 (debemos aportar $4 a un bote de $14, 14/4=3.5). Por lo tanto, nuestras odds son menores que las que nos ofrece el bote, y no debemos apostar pues a la larga perderemos dinero al tener una expectativa negativa.

Si examinamos la jugada detenidamente como en el primer ejemplo, podemos ver las implicaciones negativas de nuestra apuesta. En el bote hay 14$, y nuestras odds de completar el color nos dicen que una de cada cinco veces ganaremos un bote de 14$, mientras que en las otras cuatro perderemos 4$ que hacen un total de 16$. Por lo tanto nuestro call tiene una expectativa de -2$. Perderemos dinero cada vez que lo vemos esta apuesta.

Como nota al margen, fijaos en la importancia de la acción de subir del segundo jugador. Subiendo ha convertido nuestra mano de favorable matematicamente a no favorable. De esta forma él protege su mano ante proyectos como el nuestro, en el caso de que hagamos lo correcto y no le veamos. Si no tenemos en cuenta las odds y le viésemos, él gana dinero igualmente, pues estás apostando contra tus odds.

Poker legal en España

Software: Manos Iniciales v1.0

Bienvenidos a SalasDePoker.es